fbpx

Para píldora basta un botón

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los E.E.U.U. aprobó la comercialización de una píldora digital, que comenzará a venderse al público a partir del año 2018. Se trata de un medicamento integrado con un sensor que puede indicar a los médicos si los pacientes toman sus medicamentos y cuándo.

El anuncio representa un avance considerado fundamental en la lucha contra la llamada "falta de adherencia o incumplimiento de la medicación" que, según analizan los expertos en el área cuesta alrededor de $ 100 mil millones al año, en gran parte porque los pacientes se enferman y necesitan tratamiento adicional u hospitalización. La píldora digital ayudará, así, en un doble sentido postivo: por una lado evitará las consecuencias dañinas para la salud del paciente que no toma su medicación correctamente y los costos posteriores que deberá enfrentar por esa problemática mientras que, por otro, también colaborará al disminución de demandada al servicio de salud pública.

Esta primera versión de medicación integrada en sensor  es una versión de la droga Abilify y se prescribe a personas con esquizofrenia, trastorno bipolar y, junto con un antidepresivo, trastorno depresivo mayor. Muchos pacientes con estas afecciones no toman medicamentos con regularidad, a menudo con graves consecuencias. Pero los síntomas de la esquizofrenia y los trastornos relacionados pueden incluir paranoia e ideas delirantes, por lo que algunos médicos y pacientes se preguntan qué tan ampliamente se aceptará Abilify digital. Los pacientes que aceptan tomar el medicamento digital,  pueden firmar formularios de consentimiento que permiten a sus médicos y hasta a otras cuatro personas, incluidos sus familiares, recibir datos electrónicos que muestren la fecha y la hora en que se ingirieron las píldoras.

El sensor, que contiene cobre, magnesio y silicio genera una señal eléctrica cuando es derramado por el fluido estomacal. Luego de varios minutos, la señal es detectada por un parche tipo Band-Aid que debe usarse en la caja torácica izquierda y ser reemplazado después de siete días. El parche envía la fecha y hora de la ingestión de la píldora y el nivel de actividad del paciente a través de Bluetooth a una aplicación de teléfono celular. La aplicación permite a los pacientes agregar su estado de ánimo y las horas que han descansado, luego transmite la información a una base de datos a la que pueden acceder los médicos y otras personas que tienen permiso de los pacientes.

Fuente: New Yor Times