¿Qué hacer con un viejo celular?

Parece que fue ayer, pero los teléfonos inteligentes como los conocemos han nos acompañan hace casi 10 años. En esa década, seguramente, has cambiado el celular más de una vez, y salvo que lo hayas perdido, se haya destrozado o lo hayas vendido, muchas veces te quedas con un teléfono viejo en algún rincón de tu casa y una pregunta: ¿Qué debo hacer con él?

Claro, vender el celular puede ser la mejor opción para poder costear parte del nuevo aparato, pero también se puede reutilizar ese viejo modelo. Estos son algunos de los usos favoritos para un Android descartado que propone Cultura Canibal:

1. Usarlo como mouse inalámbrico para PC o Mac
Con alguna de las tantas aplicaciones que se encuentran en los mercados de Google o Apple y unos minutos de configuración, el viejo celular puede convertirse en un control a distancia para la computadora de escritorio o notebook. Por ejemplo, la aplicación Unified Remote, permite transformar el smartphone en mouse, teclado y hasta controlar controles básicos, como por ejemplo, el volumen. La app, tiene una versión libre y otra paga con mayores prestaciones.

2. Transformarlo en control remoto universal
Si el celular tiene la capacidad de enviar señales infrarojas, hay una larga serie de aplicaciones que permiten transformar tu móvil en control remoto universal. La aplicación Smart IR Remote - AnyMote, es una gran opción para esta tarea. Con esta App, ubicando el codigo de tu televisor, minicomponente, aire acondicionado o Home Theater, por ejemplo, es posible manejarlo todo. Lo dejas en tu mesa de luz o mesa ratona del living y olvidate de tener mil aparatos desparramados por toda tu casa.

3. Usarlo como cámara de seguridad
¿Para que vas a comprar un sistema de cámaras de seguridad si tenes un viejo smartphone? Con aplicaciones como IP Webcam podés configurar la cámara de tu celular en una cámara de seguridad para tu hogar. Sólo basta configurar la aplicación a tu telefono nuevo o tablet, para poder monitorear la cámara.

4. Un Google Home casero
¿No querés gastar en el altavoz inteligente de voz de Google? Eso es comprensible, especialmente cuando puedés armar algo similar sin gastar nada. A menos que sea muy viejo, tu antiguo teléfono puede escuchar y responder a los comandos de voz, al igual que Google Home. Entonces todo lo que necesitas es un altavoz para completar la ecuación. Aquí un tutorial de Cnet: https://www.cnet.com/how-to/turn-a-spare-android-phone-into-a-google-home/

5. Centro multimedia
Casi todos nosotros usamos teléfonos inteligentes para escuchar canciones y ver películas.
Entonces, si hay uno de repuesto, ¿por qué no convertirlo en un reproductor multimedia dedicado? Simplemente desinstale todas las aplicaciones no deseadas, instale una buena aplicación de reproductor multimedia (por ejemplo, un reproductor VLC), cargue su colección multimedia y listo.

6. Centro de videojuegos
¿Y si lo usamos como consola de videojuegos? Para esta utilidad, se puede instalar desde Temple Run 2 hasta Mortal Kombat, según las especificaciones de hardware del dispositivo. Una buena y barata opción de diversión.

7. Marco de fotos digital
Si, esta opción puede darle un toque moderno a sus bibliotecas o distintos lugares de su casa. Con algo de ingenio y utilizando la galería de fotos del dispositivo, se puede transformar el celular en un marco de fotos digital.

8. Para la mesita de luz
El viejo celular puede transformarse en un moderno radio reloj despertador, una central para leer noticias antes de dormir, un lector de sueño o un centro de meditación o ruido blanco para dormir mejor.

9. Disco rígido portátil
Otra gran opción es utilizarlo como un pen drive o disco rígido externo para transportar información de un lado a otro.

10. Celular de repuesto
Es una cruda verdad: los teléfonos se pierden, se los roban y se rompen muy a menudo. Eso nos dejaría en una situación desesperada.
Sin embargo, el golpe es menos grave si pudiera agarrar mi antiguo recurso de reserva. Todavía tendría acceso a mi calendario, contactos, correo electrónico y similares (porque están todos sincronizados), junto con aplicaciones de uso diario como Facebook, Spotify, Twitter, mi administrador de contraseñas y más. Realmente no hay una mejor opción de rescate a corto plazo.
De hecho, si todavía tiene su nuevo teléfono (suponiendo que simplemente se rompió y no se extravió ni se lo robaron), probablemente pueda sacar la tarjeta SIM y volver al teléfono anterior, restaurando la voz y los datos hasta que se realicen las reparaciones.