Cierre de medios: le tocó a El Gráfico

"Torneos lamenta informar que ha decidido discontinuar la versión impresa de la revista El Gráfico" arranca diciendo el comunicado oficial que el martes 16 de enero del año 2018 daba cierre a una etapa dorada del periodismo deportivo de nuestro país. Según argumenta la empresa, la "triste decisión se tomó en un contexto global de decreciente consumo de medios impresos que ha afectado a nuestra revista". Lo cierto es que el periódico nacido al calor de la industria editorial de la primera parte del siglo XX dejará de publicarse en la víspera de un mundial de fútbol y a poco más de un año de cumplir cien años de vida.

Según Torneos, "en los últimos años la empresa ha llevado adelante diversas estrategias de producto y comerciales para intentar revertir la situación económica deficitaria de la revista" sin resultados a la vista. El número 4409 que lleva en la tapa a Ariel Holan y que apareció hace apenas unas horas en los kioscos será el definitivo. Puertas adentro de la empresa no está del todo claro cuál será la forma de replantear la estrategia de funcionamiento de la marca que, advierten, continuará disponible desde la web oficial (www.elgrafico.com.ar).

Con el argumento del mal momento del mercado editorial en nuestro país, El Gráfico cierra virtualmente sus puertas. Detrás de la decisión, hay 15 despidos confirmados y nadie se atreve a afirmar que el número no se ensanche con el paso de las horas. Esos trabajadores engrosan así la infausta lista de periodistas que se quedan sin trabajo por el cierre de los medios en que desarrollaron su actividad.

Según números del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) desde el 2016 se perdieron 2.500 puestos de trabajo a nivel nacional por achicamiento y cierre de medios y empresas periodísticas. Lejos de menguar la problemática, el número fue incrementándose en el 2017 en donde los cierres afectaron a medios históricos como el Buenos Aires Herald (fundado en 1876) y La Razón (fundada en 1905). Entre las decisiones empresariales que se destacaron por su intempestivo final también aparece el cierre de la Agencia DyN y la quiebra de Radio Rivadavia.

Artículos recomendados