La igualdad de género ausente en las pantallas

Un estudio sobre participación de las mujeres en el mundo del entretenimiento hace foco en los mensajes de las publicidades, grandes creadoras de estereotipos en la sociedad.

El estudio presentado por el Geena Davis Institute on Gender in Media con el apoyo de Google, indica que "entre 2006 y 2016 el porcentaje de representación de las mujeres en comerciales creció apenas en 3%, y llega hoy solo al 36,9%. Según el mismo informe, por otra parte, un 85% de las entrevistadas afirmó que la publicidad necesita ponerse al día con lo que sucede en la vida diaria para poder representarlas, y un 66% dijo haber cerrado sus videos o apagado sus televisores cuando sintieron que estaban siendo estereotipadas por la publicidad".

El sitio Think With Google señala que "muchas marcas están haciendo valiosos esfuerzos por incorporar la perspectiva de género en sus comunicaciones" y que "tienen mucho para aportar en la construcción de una imagen femenina más acorde con lo que nuestras sociedades hoy están demandando”. Desde la gran G no discuten que deba crearse un nuevo estereotipo, sino la obsolescencia del anterior. Vale aclarar que Think With Google es una plataforma de análisis y asesoramiento sobre publicidad y marketing digital, por lo que la orientación de sus publicaciones apunta directamente a los creadores de realidades.

Volviendo al relevamiento fundado por la protagonista de Thelma & Louise, destaca que la campaña #LikeAGirl (#ComoNiña en Latinoamérica) lanzada por Always en 2014 levantó una ola de producciones de Femvertising al punto que el festival internacional de creativos Cannes Lions introdujo la categoría Glass "un premio para las campañas publicitarias que abordan la desigualdad o los prejuicios de género".

Del análisis de más de 2000 casos de publicidades angloparlantes de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, detalla que los hombres aparecen cuatro veces más en pantalla que las mujeres, pero en cuanto a diálogos en esas apariciones, la relación es siete a uno. Del total de casos, en un 25% aparecen solamente hombres mientras que sólo el 5% tiene presencia exclusiva de mujeres.

Los números llaman la atención aunque son parte de una normalidad, si tenemos en cuenta que en el cine de la última década los varones protagonizan el 71% de las películas (entre las 100 de mayor venta de tickets), mientras que las que cuentan historias de hombres duplican a las de mujeres. El dato curioso es que desde 2015, estas últimas recaudan significativamente más que las otras.

El panorama detrás de cámara no es muy disímil, al igual que en las agencias de publicidad, por lo que el planteo de nuevos modelos, acciones y estrategias siguen teniendo mirada varonil.