Alpogo.com: 3 años de Música y E-commerce

La ticketera virtual Alpogo.com cumple años. Las claves y el futuro de una de las experiencias más exitosas de E-commerce en Córdoba.

Hace tres años un un grupo de compañeros de trabajo, que coincidían en una agencia de publicidad, decidieron ir detrás de una idea: formar un proyecto propio vinculado a las bandas musicales emergentes y espacios culturales locales. Un proyecto vinculado al indie, a lo alternativo y a lo emergente. Al principio el proyecto Alpogo.com era completamente distinto: una plataforma que apuntaba a lo lúdico, con sorteos de entradas para esos shows y lugares. Al comenzar a reunirse con productores locales se dieron cuenta de que si bien podía ser una buena idea para el público, no terminaba de tener un gancho para los espacios y bandas a los que intentaban ayudar.

¿Cómo puede ayudar la tecnología a desarrollar de una escena musical? Esa fue la pregunta que los integrantes de la startup se hicieron y fue así que luego de varias reuniones la idea viró hacia el lugar que hoy conocemos y que se convirtió en un proyecto exitoso de emprendimiento con base tecnológica en e-commerce

Alpogo.com, la ticketera digital, permite no sólo comprar la entrada por internet sino que facilita la experiencia del usuario al permitir tener la entrada en su celular. No hace falta hacer una cola larguísima para retirar la entrada o esperar días hasta que el correo nos la entregue, lo que además, encarece la compra del ticket. El dinero de la entrada lo recauda la plataforma y luego depositan a los productores de los eventos. De esta forma las cajas de los locales nocturnos que albergan los shows tampoco tienen que lidiar con la seguridad de sus cajas el día del concierto.

Foto de Lara Giavotto

Obstáculos a saltar
El primer obstáculo para el desarrollo de una plataforma de e-commerce de estas características fue la desconfianza de los dos actores protagonistas de la experiencia: los dueños de los locales nocturnos y el propio público. Muchos de los locales estaban acostumbrados a vender en puerta y no ver el dinero en efectivo generaba dudas. El público, por su parte, estaba acostumbrado a tener el ticket en papel y eso también era algo que debía revertirse y que se pudo saldar con el trabajo y la experiencia concreta.

El segundo obstáculo tiene que ver con la poca presencia en Córdoba de líneas de desarrollo para startups, algo en lo que Argentina está un tanto relegada en relación a países como México y España. La búsqueda de financiamiento inicial es difícil e incluso son pocas las empresas privadas dispuestas a apoyar propuestas de este tipo, más allá del discurso empresarial y del emprendedurismo que desde hace unos años se intenta instalar. La mayoría de los empresarios del país prefieren apostar a los negocios tradicionales de alta rentabilidad inmediata. “En Córdoba aparecen proyectos exitosos de emprendimientos con base tecnológica, que hacen cosas increíbles, y con los que es fácil conectar para aprender de los protagonistas de ese ecosistema”, dice Tomás Pendini Conrad, uno de los fundadores de Alpogo y agrega: “tenemos la suerte de que existan organizaciones como Endeavor que fomenta a startups innovadoras en todo el mundo y que su presidente sea cordobés”. La ayuda surge de los mismos integrantes del sector.

Cliente contento, cliente que vuelve
Lo sorprendente de Alpogo es la fidelidad que logró con sus usuarios. El sitio web dedicado a información de plataformas de venta por internet, Ecommerce Platforms, asegura que apenas el 20% de los usuarios busca nuevamente un producto o servicio en Internet tras un primer intento fallido. Por lo cual la “tasa de fidelidad” es algo que realmente necesita de una gran experiencia de usuario pero también de una gran estrategia de marketing y comunicación. Si bien la experiencia de usuario tiene resultados subjetivos, en general la respuesta del servicio Alpogo es altamente satisfactoria. Comprar entradas en esta plataforma reduce el gasto de dos bienes preciados en el mundo: dinero y tiempo. Después de hacer click para realizar la compra, instantáneamente recibe el mail con el código con el que luego entrará al show. Ni siquiera hace falta imprimir.

La plataforma capitalizó la relación con productores, bandas y espacios. Lograron que el público los relacione directamente con la movida de música alternativa e independiente, entendiendo que forman parte de esa escena. A esto se le suma una gran estrategia en redes sociales, con mucho feedback con los usuarios y sorteos que generan una relación que no tiene ninguna de sus competidoras.

Más allá de la crisis
El momento económico del país no le escapa a la plataforma, pero señalan que la gente sigue comprando entradas. “Creo que en los momentos de crisis, en los que todo está mal, la gente necesita encontrarse y los shows en vivo nos permiten eso”, agrega Pendini Conrad.

En Alpogo, vieron un crecimiento en la venta de entradas, entendiendo que, la escena indie y emergente siempre ha tenido entradas accesibles. Pasaron de vender 6 entradas en su primer show -de las cuales 4 fueron compradas por integrantes y allegados a la ticketera-, a tener un volumen de alrededor de 4000 tickets en el Festival La Nueva Generación. De 2016 a 2017 crecieron un 1028%, de 2017 a 2018 un 293% y el año pasado crecieron un 217%. Este año se espera una tasa de crecimiento similar de la mano del fortalecimiento de artistas locales y de referentes nacionales como Louta, Juan Ingaramo o Bandalos Chinos. El último Festival GRL PWR fue una gran experiencia donde compartieron con la ticketera del Espacio Quality -hecho inédito en el mercado local-. Todo esto sumado a la vigencia de las propuestas de programación de espacios como Club Belle Epoque, Club Paraguay y Casa Babylon.

A Futuro
Alpogo.com ya comenzó a vender tickets en otras plazas, incluso en Buenos Aires, y esperan acompañar a las bandas locales por el resto del continente. Además planean poder agregar en un futuro proximo venta de merchandising y productos de estas bandas.