fbpx

Entre Bits y Beats: los consumos digitales musicales en la era del streaming

Al comenzar este nuevo milenio, dos jóvenes desconocidos sacudían a la industria musical. Sus nombres propios quizás no digan mucho -Sean Parker y Shawn Fanning-, pero si su creación: Napster. Los dos muchachos habían inventado una plataforma para compartir música punto a punto, cosa que hizo poner de los pelos a los popes de la industria. La punta de lanza de la embestida contra Napster la lideró Lars Ulrich, baterista de Metallica. La idea de piratería contra la idea de compartir producciones culturales comenzaba a transformarse en un debate. En el horizonte se veía la inminencia de la llegada de lo digital en el mundo de la música.

A la industria le costó asimilar el golpe y por primera vez parecía no encontrarle la vuelta al cambio de paradigma. Mientras tanto los artistas tomaban las riendas y compartían sus canciones en diversas plataformas y en las nuevas redes sociales. Todo eso funcionó hasta que apareció la idea de streaming y plataformas como Spotify, Itunes Music, Deezer y Youtube, se hicieron mega populares.

Hoy es casi impensado que una banda no tenga su música en plataformas musicales. De hecho los datos del 2017 relevados por del Sistema de Información Cultural de la Argentina reflejan un altísimo crecimiento del consumo musical digital por parte de la población, en donde el streaming le ido ganando a la descarga, siendo Youtube y Spotify las primeras opciones para realizar estos consumos.

Habiendo propuestas sencillas y gratuitas como Bandcamp, la industria encontró en los monstruos Youtube (Google), Spotify e Itunes sus principados aliados para reactivar el negocio. Esto claro, nunca termina de ser transparente para los músicos y consumidores. La burocracia y el desconocimiento de derechos, y obligaciones, han hecho que prolifere una nueva forma de intermediarios que se encargan de subir música a todas las plataformas de streaming musical.

CDBaby es una tienda de música en línea especializada en la venta de discos compactos físicos y descargas de música digital desde los músicos independientes directamente a los consumidores. La empresa vio que se venia el cambio antes que mucho y en ese cambio detectó una nueva forma de negocio. La compañía se ha convertido en recopiladora de grabaciones de música independiente, distribuyendo contenido a varios minoristas de música digital en línea.

Martín Liviciche, es el representante argentino de CDBaby. Liviciche le comentó al diario La Nueva Mañana que la idea de la empresa es, también, "educar al soberano, que es el artista, el músico, el sello, el manager, el creador de contenidos. A diferencia de cómo funcionaba antes, que se dependía de otros que hiciesen un montón de tareas que uno no quería o no podía hacer, hoy está todo disponible".

CDBaby cuenta con un blog que apunta a ayudar a los músicos a conocer todos los vericuetos sobre la subida de su producción a internet. Este blog, MusicoDIY, cuenta con material para empezar a gestionar las herramientas educativas que la distribuidora tiene a disposición.

Para conocer más sobre estas iniciativas e interiorizarse más sobre CDBaby, Martín Liviciche, llega a Córdoba el próximo miércoles 4 de septiembre para brindar una charla abierta sobre distribución, consumo y promoción de la música digital, con cierta visión educacional para empoderar a los usuarios. El encuentro será en la sala Aleph Espacio Cultural en calle Alvear 254, del centro de Córdoba.

Artículos recomendados