fbpx

Lautaro Alincastro: “Vendo mis reproducciones porque nadie paga lo que valen originales”

* Articulo publicado originalmente por Pilar Ferreyra en El Independiente.

El riocuartense Lautaro Alincastro recorre, como la mayor parte de los artistas gráficos de Argentina, varios circuitos para vivir de lo que crea con los ojos y con las manos; para asir con ambas partes del cuerpo la cosmogonía que graba en las ilustraciones. Para crear ese estilo tan personal dentro del “expresionismo gráfico”.

En septiembre pasado fue contratado por el Centro Cultural España Córdoba para hacer el diseño de los materiales gráficos de la 10° edición del ciclo de música, “Experimentalia”. Es también uno de los ilustradores de la agencia de arte, cultura y prensa, Cultura Caníbal. Además, trabaja como diseñador e ilustrador de trabajos musicales y artísticos y, claro está, en su obra personal. El pasado 16 de octubre inauguró una muestra en el bar L’ecole, con otro artista gráfico, Hernán Cappelletti.

Alincastro es alguien que no va detrás de los rebaños. Quizá porque prefiere hacer la propia antes que escuchar los pasos que los artistas deberían obedecer para ser exitosos ante la mirada de la cultura hegemónica. Pese a lo cual interactúa intensamente en el “cybermundo”, como él le llama a los territorios digitales. “Produzco contenidos, dibujos inmediatos, memes y “fotochomajes”, una forma cariñosa de llamarle a los fotomontajes de baja calidad. Pero tengo en claro que las redes no son un espacio para el desarrollo de la calidad artística en el sentido tradicional del concepto. Es más bien un espacio de comunicación atravesado por la apropiación, la inmediatez y la resignificación”, analiza.

Con la misma actitud con la que intenta innovar, seis años atrás se cansó del prejuicio que sostiene que los artistas no juegan al fútbol, que no agarran una pelota ni por casualidad. Así, creó “Fútbol soft para artistas”. Un espacio que hoy integran cuarenta artistas visuales, entre fotógrafos, videastas, cineastas, pintores, ilustradores, que tienen entre 30 y 43 años. “Se convirtió en una bolsa de trabajo. Nos prestamos equipos y herramientas y realizamos trabajos en conjunto. Desde cortos hasta proyectos gráficos”, detalla.

En 2008 sacó un fanzine con el nombre Revisturra. Después lo transformó en un blog y en 2010 transformó el proyecto en una Fan Page de Facebook:

“Revisturra – gráfica libre”. También es músico. Toca la guitarra y los teclados. “Me gusta estar fuera del mainstream. Mis muestran son hechas en lugares no convencionales. Vendo reproducciones. No vendo los originales porque en la Argentina nadie paga lo que valen”, repasa enfatizando con una mirada serena pero firme. Entre él y la sociedad existe el trueque de los infinitos intentos de la singularidad de la obra, del aura irrepetible de lo que no es copia.

Foto de portada: Una de las ilustraciones de Alicanstro que publicó en su red social Facebook con la siguiente explicación: “Tenemos que entender de una vez por todas que es todos contra la oligarquía y el neoliberalismo. La liberación de Lula y la rebelión chilena son dos pasitos en esa dirección. Apoyemos a Evo y a Bolivia para dar otro paso más en contra de la derecha reaccionaria”.