Por la camiseta. 25 mil kilómetros de fútbol cordobés

Sale a la venta el segundo tomo del libro que recopila la historia de los clubes de Córdoba.

La historia la escriben los que viajan. En 2014 Fernando y Facundo Seará recorrieron 25 mil kilómetros de territorio cordobés para conocer los clubes de la provincia, conversar con sus dirigentes y glorias deportivas y fotografiar las instalaciones. El resultado de esta experiencia de padre e hijo fue el libro Clubes de Córdoba, 470 historias de pasión y pertenencia.

Facundo Santiago Seará

Facundo, el hijo, es profesor de historia y el continuador del proceso editorial más importante en lo relacionado con la práctica del deporte mas hermoso del mundo, en el centro del país. La continuidad resulta en "una trilogía que repasa las campañas de los 33 campeones de las cuatro categorías de la Liga Cordobesa de Fútbol, durante las décadas del 60 y 70".

Bajo el título Por la camiseta, homenaje al fútbol de Córdoba, se lanzó la preventa del segundo tomo de este proyecto de investigación autogestionado, que repasa en 11 capítulos los campeonatos más recordados de los grandes como Talleres, Belgrano e Instituto "poniéndolos en pie de igualdad con los otros clubes que también han legado su historia, muchos de los cuáles ya han desaparecido o están en situaciones complicadas".

El Tomo I agotó su primera tirada de 300 ejemplares, lo que motivó la reimpresión para su venta conjunta con el segundo. Se consiguen por $600 cada uno o los dos por $1000.

En total, Seará realizó 85 entrevistas a distintos jugadores de los planteles de la época dorada para complementar las reseñas de los medios gráficos de la época, "en particular el diario Los Principios, que tenía artículos sobre todos los partidos tanto de primera como de las categorías de ascenso".

El Tomo II -prologado por Esteban Dómina- será presentado en mayo próximo en el Sindicato de vendedores de diarios y revistas, pero se puede comprar en forma anticipada en La Librería ubicada en Lavalleja 35 de la ciudad de Córdoba. Es necesario rescatar que estos proyectos son autogestionados, sin contar con aportes del sector público ni privado, y la preventa es una herramienta útil para mantener viva la historia del deporte local.