fbpx
Frida Kahlo por Nick Muray

Las fotos de Nick Muray a Frida Kahlo. El ojo enamorado

Julio le pertenece a Frida Kahlo. Es el mes en que celebramos su cumpleaños y recordamos su temprana partida. Su obra, su vida, sus ideas y el amor por sus raíces es lo que nos acerca, nos identifica y nos hace querer tanto.

Muchas de las fotos más famosas de Frida fueron tomadas por el fotógrafo hungaro - estadounidense Nickolas Muray, a quien cariñosamente en sus cartas ella nombra como “mi niño”.

Es por todos bien sabido que, más allá de la calidad, grandeza y tecnología de la cámara que tengan en mano, las y los fotógrafos cuentan con una herramienta fundamental e irremplazable: el ojo.

Lectura recomendada: Pena de muerte a la fotografía.

Fotógrafo y amante

Asi es que el ojo enamorado de Nick nos devuelve una Frida en todo su esplendor, desde los registros en blanco y negro de su cotidianeidad hasta las tomas en el propio estudio del fotógrafo, en los inicios de la fotografía a color.

Alerta: Lo que digo a continuación no tiene ningún tipo de asidero científico, es solo una aseveración en base a lo mucho que me gusta mirar fotografías y conocer a los artistas que hay detrás del lente. El ojo enamorado es una realidad ineludible, no hay como un sujeto/fotógrafo enamorado de su objeto/modelo. En cuanto ese ojo se posa sobre la persona amada y hace funcionar el obturador en “ISO no sé cuánto”, se produce la magia.

"El ojo enamorado es una realidad ineludible, no hay como un sujeto/fotógrafo enamorado de su objeto/modelo"

Nick y Frida se conocieron en México, podríamos decir que por casualidad porque en ese momento, ella debía estar en San Francisco acompañando a su esposo Diego Rivera. El detalle a tener en cuenta es que de ese viaje no se conoce foto alguna. Los biógrafos de él sostienen que estaba demasiado ocupado enamorándose de ella.

A partir de ese momento fueron y vinieron las cartas donde se siente y se lee el amor y, como en todo lo que emprendió Frida, no respetó ninguna convención. Quizás sea ese el secreto para vivir intensamente.

Nunca te olvidaré

“Nick, te amo como quien ama a un ángel. Eres una “Lillie” en el valle del amor. Nunca te olvidaré, nunca, nunca, nunca. Eres mi vida entera. Espero que jamás lo olvides – Frida, escribe en la carta que ella misma le entrega al despedirlo en su retorno a Estados Unidos. La misiva es decorada con una estampa de sus labios pintados de rojo bajo la frase “esto es especialmente para la parte posterior de tu cuello”.

Toda esta correspondencia entre los amigos, confidentes y amantes puede leerse en el libro de Salomon Grimberg “Nunca te olvidaré: Frida Kahlo y Nickolas Muray”.

Si bien el romance duró alrededor de una década, la amistad siguió hasta el final. Muestra de ello dan las fotos - incluidas algunas tomadas en la casa de Diego Rivera y Frida Kahlo - que hasta la actualidad nos muestran a la Frida que él veía a través de su ojo enamorado, mientras decoraba las paredes de su casa con obras de la artista.

El otro amor de Frida

En los primeros años del Siglo XX, Nickolas Muray huye de la Europa prejuiciosa y discriminatoria y se instala en Nueva York, con el objetivo de poner en práctica los conocimientos adquiridos en Berlín y Budapest.

Photography, fortunately, to me has not only been a profession but also a contact between people–to understand human nature and record, if possible, the best in each individual.

(La fotografía, afortunadamente, para mí no solo ha sido una profesión, sino también un contacto entre personas, para comprender la naturaleza humana y registrar, si es posible, lo mejor de cada individuo)

Nickolas Muray

A fuerza de talento y carisma se hace un nombre en la comunidad, al punto que todos querían un retrato tomado por él. Como bien dice uno de sus biógrafos, fotografiaba básicamente todo lo que se movía o lo que tenía enfrente.

Así, entre sus retratos podemos encontrar a Marilyn Monroe, Babe Ruth, Claude Monet y James Joyce, por nombrar sólo algunas personalidades. Sus trabajos más destacados pueden disfrutarse en su página web.

Galería de fotos de Nick Muray

Click en las imágenes para ampliar